En Salento

En Salento
Salento-Quindío-Colombia

sábado, 30 de abril de 2011

LUZ AL VACÍO: Un poema de la poeta cubana Juanita Pochet Cala

.


         Juanita Poechet Cala


Todo parecía tan sencillo
por andar, un ancho mar
el espacio... Tantos sueños.
Amarnos
como los primeros inocentes
hasta rasgarnos la piel beso a beso.
Amarnos
bajo las estrellas
creando otra vía láctea: todo diferente
dejándonos arrastrar...
Amarnos amándonos
como pudimos hacerlo antes de las sales
y las epidemias, antes de las dudas
y la incertidumbre, antes de cree en otros.
Amarnos
con todos los vicios en los ojos
y las mieles desbordando los labios.
Todo parecía tan sencillo...
Llegamos
más, el camino es angosto y con espinas
se lastiman las sienes y las venas,
las flores marchitan
un alarido hiere el viento.
El temor sin causas
duda a no creer en nosotros mismos
virus expandido como peste, y sin embargo
no alcanzan las letras el modo de nombrarte
se me mueren las sombras de mi sombra
y la noche es inmensa, inmensamente negra.
Se me pierde una luz en el vacío.

(De la compilación Desempolvando sueños)







 
 
 
.

4 comentarios:

Amaranta dijo...

Querida Juani. Es un placer leerte. Te he seguido durante tanto tiempo y he hallado este hermoso poema, tan bello, dulce, tan perfecto. Me ha acariciado la mirada, al leerlo y me he imaginado tu son cubano en cada verso.
"Amarnos
con todos los vicios en los ojos
y las mieles desbordando los labios.
..y sin embargo
no alcanzan las letras el modo de nombrarte
se me mueren las sombras de mi sombra...
Se me pierde una luz en el vacío"

Bellísimo, sutil, pasional y tranquilo -hermosa ambigüedad- como el mar.
Un fuerte abrazo querida Juani.

Literalia dijo...

Muy sensible y admrable Juanita:
Hace mucho tiempo que no leo algo tan sencillo de decir, tan complejo de entender.
En efecto, caminamos por la vida creyendo, amando, con la esperanza de imaginar un futuro lleno de recuerdos que nos permitan sobrevivir al ataque del inexorable tiempo.
Pero no es así, el gua se escapa enre los dedos de la mano, y la mano deja de apretar aquel puño que nos volvió casi inmortales.
Hermosísima reflexión la que haces en tu poema; profunda y sabia reconsideración de los valores de cómo es que se mimetizan con el paso del tiempo.
Te felicito por tu sensibilidad y argumento poético.
Un saludo:
Arturo

Angel Kandel dijo...

Cada lectura de esta incomparable poetisa hace resurgir el sol cuando todo paraece opacarse. Hermoso versos destilados por una pluma sin par.
Angel Kandel - Buenos Aires - Argentina



Unknown dijo...

desde la editorial Vuelta a Casa, Nicolás Soldo y Sergio Sánchez, agradecemos infinitamente el lazo que tiene Juanita para con nosotros, no solo por publicar y elegirnos para editar algunas de sus obras, sino también por el semblante que ella forma a través de su taller, a través de sus enseñanzas, a amigos y amigas que se acercaron a Vuelta a Casa con la consigna de dar a luz a los contenidos. Gracias. Que hoy sea un gran día.

.







.


.
.
.
.

.



Comentarios y contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *