En Salento

En Salento
Salento-Quindío-Colombia

jueves, 16 de febrero de 2012

LUCÍA CARMONA, Poeta argentina: "IDENTIDAD"


                    Lucía Carmona

Nací donde se nutre la piedra con el cielo
pero no sé quién soy.
Estoy parada en mitad del desierto
mirando mis dos pechos
mi nombre antiguo
y el fondo de mis ojos.
No sé quién me ha traído hasta este tiempo
donde el fuego dormita entre cenizas
y el cielo desplomado
delinea el espacio
entre el todo y la nada.

No sé quién soy,
los rastros lacerados
y el revés de una sombra.

Si alguien pregunta
díganle que mis genes confunden
el gozo y el tormento
y que llevo
sobre los hombros
un sayal de tejido milenario.

Díganle que he amasado
la greda de la tarde
hasta que mis nudillos
se volvieron estrellas.
Que sé lavar el sueño
con el agua sombría que baja de los cerros
y cuando lo he lavado
pueblos maestros vuelven
con sus voces de roca,
cándidamente vuelven
a ocupar los lugares del árbol,
solamente del árbol.

Si alguien pregunta
respondan que conozco
la desnudez de aldeas
en épocas de sexo
y la forma de amar
y de quedarse y ser
hasta la muerte.

Si alguien pregunta,
díganle que nací
con las crecientes del verano
levantando entre hierbas y piedras
la edad y la memoria.


Del libro El tiempo y otros poemas:  Editorial Aries, Chilecito, La Rioja, 2010



 VOLVER A: Poesía colombiana y de otras latitudes











.

4 comentarios:

Clara Schoenborn dijo...

Maravilloso. Me llegó con el aire mágico de una poesía recién nacida y bella.

Sonia dijo...

Lucía, qué poema más bello, gracias. Te mando un abrazo de corazón. Sonia Del Papa Ferraro.-

Alejandro Hernández dijo...

El amor también tiene su tradicion su forma de ser y de existir creo la estamos olvidando, los hijos tampoco se hacen ya a la manera antigua, somos hijos de tiempos violentos.

Pablo Javier Resa dijo...

...he amasado
la greda de la tarde
hasta que mis nudillos
se volvieron estrellas.
...sé lavar el sueño
con el agua sombría que baja de los cerros
...nací
con las crecientes del verano
levantando entre hierbas y piedras
la edad y la memoria.

Cariños, poeta

.







.


.
.
.
.

.



Comentarios y contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *